Federación Aragonesa de Golf, ¡Bienvenidos!

Golf es Salud ¡Practícalo!
6.034 federados
Inicio / Noticias / Comité Juvenil

Pérez Verdú: “La meta principal es crear jugadores de golf que hagan piña en el club”

12 de diciembre de 2017

Rafael Pérez Verdú es, entre otras gestiones en el club de golf de la Base Aérea, el responsable de su Escuela Infantil, que este fin de semana ha cosechado un rotundo éxito en las finales de la Liga Campbell Lamont convirtiéndose en el mejor club español por su notable implicación con la competición.

El título no hace sino refrendar la gran labor que desde este club se está llevando a cabo desde que nació la Escuela hace cuatro cursos para impulsar el golf de formación, y que Pérez Verdú achaca a una clave “nuestra organización se basa en que los niños participan en las competiciones que la escuela les dice. Aquí el padre no decide que el niño va a ir a determinado campeonato. Aquí se ofrece al padre la posibilidad de ir a determinados torneos, y el padre o la madre deciden si van o no. Así, nosotros estructuramos a los niños para que vayan alcanzando niveles y vayan pasando a diferentes tipos de competición”, apunta. “Otro aspecto es que nosotros intentamos que el padre, bajo ningún concepto, se meta en el campo. Yo estoy en todos los entrenamientos, hablo con los padres, aclaro sus inquietudes, pero evitamos que los padres estén al lado de los niños. Hacemos que los padres confíen en nuestra organización y nuestro trabajo”, destaca.

En este sentido, su opinión sobre la implicación de los clubes en la formación de los jugadores es tajante: “Los clubes se tienen que organizar de forma que ellos determinen a qué campeonatos tienen que ir los niños, siempre con la última decisión de los padres, claro, pero tomando ellos la iniciativa de orientar a los padres”, defiende.

En su caso, la Escuela Infantil de la Base Aérea cuenta con Jose Antonio Sagardoy como profesional y el apoyo de cuatro auxiliares para atender a los 63 niños de entre 5 y 19 años con los que cuentan actualmente. En el que va a ser su cuarto curso de andadura su responsable considera que la trayectoria “nos ha sobrepasado. Ni esperábamos estar donde estamos ni creo que sea lógico. En tres años tenemos niños compitiendo en Campeonatos de España, o a 17 niños compitiendo en una final nacional. Por mucho que sea stableford estamos hablando de toda España. Estamos encantados de haber cumplido, pero nos ha asombrado incluso a nosotros”, reconoce.

Como en la mayoría de clubes, la Escuela Infantil se ha convertido en un valor añadido, aunque en la Base Aérea este aspecto cobra especial relevancia. “La Escuela Infantil es un detalle muy importante porque nuestra instalación es militar, se autofinancia y, al mismo tiempo, es un plus para las 160 familias que viven en la Base Aérea. Se ha tomado como una cuestión de acción social de cara al personal. Es una facilidad para que tengan a sus chicos cuidados y para ellos supone un valor más”, explica.

El éxito de la Liga Campbell Lamont entre los chicos de la Base Aérea ha sido rotundo dado que con 43 inscritos en la competición han conseguido más de 200 participaciones en el total de pruebas, duplicando a nivel nacional al club que más inscritos tenía, el Real Club de Golf de Manises. “Para los chavales de nivel medio no existen competiciones en Aragón más allá de las pruebas valederas y los torneos de cada club, así que mis chicos no podían salir a competir. El formato stableford de la Campbell es perfecto para nosotros porque pueden jugar todos sin limitación de hándicap y van a otros campos”, apunta.

Los desplazamientos, que a priori podrían parecer un inconveniente, para ellos ha sido un plus: “Intentamos que el trastorno para las familias fuera el menos posible y el club pone el autobús a los jugadores, para que los padres no se preocupen y nosotros nos hacemos responsables. La sorpresa fue que todos los padres están viniendo, aunque nos dejan a los niños y no interfieren en el juego”, insiste. “Para mí, esta liga ha sido un 10. Para los chicos, ellos lo único que quieren, con el pretexto de ir a jugar al golf, es ir un día con sus amigos de excursión. Se lo pasan genial, juegan al golf y obtienen mejores resultados, curiosamente, en campos difíciles, porque van sin presión, nadie les pide resultados. Solo les pedimos que se lo pasen bien, pero los resultados nos tienen asombrados”, indica.

Desde junio, la Escuela de la Base ha variado su forma de enfrentarse a las competiciones. Ya no inciden tanto en las clases de tecnificación “con los buenos” sino que preparan entrenamientos a modo de “concentración” durante la semana de la competición con todos los jugadores que van a participar en la prueba. “Nuestra sorpresa ha sido que los niños llegan mucho más concentrados, más motivados y los resultados, evidentemente, han sido mejores”, explica Pérez Verdú.

De cara al año que viene, el responsable lo tiene claro “Me gustaría llevar en el autobús a 35 en lugar de 25. Seguiremos con la misma filosofía, participaremos en las pruebas, intentaremos clasificar para la final nacional, pero sin más historias. Esto es lo que ayuda a crear jugadores de golf. No campeones. Jugadores de golf, que es la misión principal del club: crear niños a los que les guste el golf, que vengan, que jueguen… Si sale algún campeón, ya le intentaremos ayudar. Pero la meta principal es crear jugadores de golf que hagan piña en el club. Es una de las cosas que los padres más nos agradecen”, subraya.


Golf Olimpico Real Federacion Española de Golf



Política de privacidad · Declaración de cookies · Aviso legal · Patrocinadores
Golf Olimpico
Producida por Ángel Asín & Veridikadiseño de páginas web en zaragoza

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Continuando navegando aceptas nuestra política de cookies. Más información